Libros con propósito.

Por Carlos Galazzo

Quiero contarles sobre nuestro último proyecto en la editorial Laleliloluz, y para quienes no lo saben es un proyecto paralelo de la consultora Amagi.

Ambos emprendimientos son llevados adelante con muchísimo esfuerzo, somos una empresa muy pequeña y en la que sin dudas, cometemos errores, desconocemos varios aspectos de lo que significa emprender, etc. Somos empresa B certificada y si bien esto nos marca un rumbo y nos obliga a superarnos permanentemente, nadie es perfecto y siempre hay oportunidad de mejorar en muchos aspectos.

Hoy, me gustaría enfocarme en nuestra motivación central: ¿Cómo podemos ofrecer productos y servicios de calidad y al mismo tiempo generar un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente?.

Iniciamos en el ámbito editorial sin conocimientos previos del sector, pero siempre con la visión de mejorar el producto, la industria y su impacto ambiental y social. Desde como serán las historias que cuentan, que materiales hay en el mercado que sean mas amigables con el ambiente, a quien podemos ayudar con nuestras ventas, con quien podemos generar alianzas para potenciar o llegar más allá, cuál es su ciclo de vida, su huella, etc.

Por momentos todo te supera, no conseguís materiales, los costos son imposibles y ni siquiera sabes como hacer algunas cosas. Como le debe pasar a la mayoría de los emprendedores, se sufre y duele, pero no se puede bajar los brazos. Es así que en unos años y con la ayuda de mucha gente maravillosa hoy tenemos 5 títulos publicados, nuestro primer libro recibió uno de los premios mas reconocidos en América latina y nunca dejamos de pensar como potenciar y mejorar el impacto.

“Cuando las mujeres eran estrellas” nos tomo mas de 1 año de trabajo, muchísimos dolores de cabeza y el esfuerzo de muchas personas maravillosas.

Desde la editorial buscábamos generar alianzas para poder seguir publicando libros con nuestra mirada y propósito, tuvimos la suerte de conocer a la Propuesta de Alfabetización MATEO quienes nos contaron que actualmente en algunas escuelas lingüísticamente heterogéneas, los maestros escribían a mano sus libros o cuadernos para que los estudiantes pudieran tener algo en su idioma, y cuando vieron nuestro primer libro (La leyenda del algodón) dijeron que les encantaría tener algo así pero bilingüe para trabajar en clase, y así nació este libro, Wichí – Español, una leyenda oral, escrita para chicos por primera vez, con audiolibro en ambos idiomas, con el grupo SACHAN, un coro de jóvenes integrantes de la comunidad Wichí que nos cedió su música para acompañar la lectura. Sumamos una ecoetiqueta, que deseamos acompañe a todos nuestros libros, y cuente lo mejor posible cual es su impacto, por ejemplo, este libro es el primero en utilizar papel 100% de caña de azúcar, sin fibras de arboles ni blanqueadores químicos y con huella de carbono verificada, las tintas son a base de aceite de soja, se dona un porcentaje de lo recaudado por ventas a organizaciones que trabajen temas de infancia, pobreza y alfabetización, la propuesta MATEO dona ejemplares a comunidades donde trabaja para ser utilizado en clase, recibió apoyo del Programa de Fomento al Sector del Libro del Ministerio de Cultura de la Nación y actualmente comenzamos a medir en detalle la huella de carbono para compensarla (espero contar mas de este tema muy pronto).

Todo esto como comenté no fue algo para nada sencillo y seguramente existan alternativas mejores, es lo que pudimos lograr con nuestros recursos y herramientas, pero al recibir estas imágenes que nos comparte la autora, revelan algo maravilloso, como ese triple impacto que soñamos aparece y cobra sentido.

Escuelas de Salta y Formosa ya lo trabajan en clase, se reúnen, lo leen, arman escenografías y vestuarios alusivos, para nosotros es increíblemente emocionante.

Acá termino el monologo y les digo:

Siempre que sea posible incorporen la mirada de triple impacto, no solo pueden hacer muy buenos negocios, al mismo tiempo pueden transformar vidas, sociedades, ambientes…. ¿Qué pasaría si toda esa fuerza de mercado no solo buscara la rentabilidad económica sino además el bien común?


 

No solo queremos crear buenos y lindos libros, soñamos con que además sean un medio para transformar vidas y regenerar el ambiente con el menor impacto negativo posible.