Trabajar juntos no es en el resultado sino en el camino hacia el verdadero desarrollo sostenible - AMAGI Desarrollo Humano
16555
post-template-default,single,single-post,postid-16555,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.1.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive
 

Trabajar juntos no es en el resultado sino en el camino hacia el verdadero desarrollo sostenible

q

Trabajar juntos no es en el resultado sino en el camino hacia el verdadero desarrollo sostenible

Por Victoria Morales Gorleri
Subsecretaria de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible de la Nación

 

Existe un cambio de paradigma a nivel mundial de cómo se concibe la responsabilidad social. Lo vemos en los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por Naciones Unidas en la Agenda 2030, que plantean como fundamental que se involucren todos los actores sociales mediante alianzas estratégicas.

Desde la Subsecretaría de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible, como parte de la Secretaría de Acompañamiento y Protección Social dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, enfocamos nuestro trabajo a las poblaciones en situación de vulnerabilidad. Por esto, nuestra tarea es lograr que los esfuerzos se apliquen en las localidades correctas y sobre los problemas más urgentes con respuestas que se adapten a las necesidades de la comunidad asegurando un impacto positivo de sostenibilidad en el corto, mediano y largo plazo.

Al momento en el que asumimos nos encontramos con un sector empresario comprometido, que llevaba proyectos con estrategias aisladas. En algunos casos, notamos una gran inversión que quizás no estaba acompañada del impacto deseado. La razón que ellos mismos percibían era que tenían dificultades para ubicar dónde están los ejes prioritarios y de qué manera abordarlos; esta visión global solamente la puede aportar el Estado.

Una encuesta realizada a 800 organizaciones por esta Subsecretaría en 2016 permitió realizar algunas conclusiones respecto a la situación de la responsabilidad social en la Argentina. El análisis reflejó que un 58% de las organizaciones encuestadas tienen una larga trayectoria de compromiso social con entre 10 y 20 años realizando acciones relacionadas. Pero también observamos que las temáticas, a la hora de invertir, eran específicas y las prioritarias: educación, ambiente, juventud, y pocas con una mirada integral de desarrollo comunitario.

Por eso creemos que es fundamental pensar en trabajar articuladamente para que los proyectos de inversión social privada alcancen su potencial. Esta es la estrategia central que asumimos desde diciembre de 2015. En el año 2016 participamos de 198 proyectos de inversión social entre organizaciones sociales y empresas, representando una inversión privada de $13.000.000. Y en lo que va de 2017 llegamos a un pico de $34.000.000, lo que es un importante aumento en relación al año anterior.

Los resultados se desprenden de las distintas propuestas de acción atravesadas por estrategias de co-creación, colaboración y participación con incidencia directa y real en sus comunidades, y un fuerte aporte en la promoción del cambio cultural.

Para organizar los esfuerzos de los diferentes organismos y potenciarlos, desde la Subsecretaría se llevaron adelante diferentes estrategias de trabajo articulado a través de mesas de trabajo con diferentes actores: empresas, organizaciones sociales y gobierno; alianzas de inversión público-privadas; acciones de apoyo, asistencia y reconocimiento de prácticas de desarrollo sostenible; y campañas de difusión, promoción y concientización.

Asimismo, además de acompañar, visibilizar y potenciar a los demás sentíamos la obligación de generar un espacio donde todos los actores se conozcan y compartan sus proyectos. En este camino creamos el Foro Nacional de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible, una red colaborativa y creativa de innovación social de la que formamos parte 400 empresas, organizaciones y áreas de gobierno en sus distintos niveles.

¿Qué buscamos? Transformar comunidades en situación de vulnerabilidad en comunidad sostenibles, es decir, aquellas que se construyen colectivamente y generan un equilibrio social, económico y ambiental con una perspectiva de largo plazo. Desde la mesa de Comunidades Sostenibles tenemos encuentros mensuales donde se piensan y desarrollan proyectos que surgen del trabajo colaborativo entre los diversos actores y que- al mismo tiempo- cuenta con su correlato en grupos locales de trabajo en cada una de las localidades para centrar esos diseños en las prioridades reales de las personas del lugar. Otras mesas que están en funcionamiento son las de Infancia, Juventud y Adolescencia, Empleabilidad y Mujeres, que ya están trabajando sobre proyectos puntuales.

Por otra parte, estamos trabajando en un plan integral de agua con distintos actores. Hasta el momento estuvimos presentando una parte de este proyecto, la que corresponde al trabajo articulado con la empresa social Agua Segura, Coca Cola Argentina y los ministerios de Desarrollo Social, Educación y Agroindustria. La otra parte del proyecto es llevar soluciones de agua permanente a comunidades dispersas en la región del NOA y NEA. El mismo se construye en torno a una alianza con Fundación Avina y Fundación Plurales que son parte de la Red Sed Cero y la empresa Danone, entre otras. Otra estrategia en relación a la temática y a la concientización de conductas saludables la llevamos adelante con P&G. De esta manera creemos que unimos, articulamos y potenciamos cada una de las inversiones y nos aseguramos un mejor impacto en las comunidades.

Tenemos la seguridad de que el Estado y el sector privado tienen que ser socios en el desarrollo del país. Lo vimos en el plan Empalme, una propuesta beneficiosa para ambas partes: los titulares de los programas sociales del Ministerio de Desarrollo Social puedan acceder a empleo genuino mientras continúan recibiendo sus aportes y el empleador asume el resto para alcanzar el sueldo completo. De esta forma, las empresas reducen el costo laboral en la contratación de personal y se genera inserción laboral y un aumento de oportunidades de desarrollo. Para trabajar sobre esta línea puntual también se dictan capacitaciones en articulación con el sector privado tendientes a brindar herramientas y condiciones de empleabilidad a más gente.

Desde la Subsecretaría llevamos a cabo diferentes actividades tendientes a capacitar en valores y nuevas concepciones de responsabilidad social, sustentabilidad, innovación social y desarrollo comunitario que involucre el trabajo comunitario y el retorno/involucramiento social. Por un lado, a través del trabajo realizado se conformó la Red Federal de Responsabilidad Social, desde donde se generan nodos de intercambio que permiten crear una estrategia federal y fomentar alianzas estratégicas  de desarrollo local sostenible a través de diferentes acciones. Ya visitamos a 22 provincias y organizamos una veintena de encuentros o jornadas de trabajo; muchos de ellos fueron en co-organización con las áreas de responsabilidad social y sostenibilidad locales.

Por el otro, se llevó adelante un ciclo de charlas gratuitas y abiertas para pensar la responsabilidad social denominado Acción RS, que gira en torno a diferentes temáticas vinculadas a los objetivos de desarrollo sostenible en pos del cumplimiento de la Agenda 2030. A través de jornadas de sensibilización, conferencias y diálogos entre diferentes actores de la sociedad (empresas, instituciones públicas y privadas) se busca incentivar el compromiso con la comunidad a través del trabajo articulado. 

Como parte de la estrategia de difusión y capacitación de la Subsecretaría de Responsabilidad Social también se lleva adelante la Jornada de Responsabilidad Social para la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas, junto al Comité Ejecutivo de la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas, autoridades nacionales y provinciales, y representantes del sector privado y sociedad civil. El objetivo del encuentro es poner el foco en la prevención y conseguir aliados en el sector privado en la pronta detección y denuncia del delito. De la misma surgen capacitaciones específicas para el sector privado que haga manifiesto su interés de colaborar con esta lucha. 

Por último, una reflexión:

La realidad de pobreza en nuestro país nos plantea el desafío de hacernos cargo de una vez, comprometernos y trabajar juntos en pos del bien común, que no es abstracto, tiene dolores puntuales, rostros y nombres. Generemos un mayor impacto trabajando de manera inteligente, creativa y colaborativa. Construyamos relaciones de diálogo y confianza para promover un verdadero desarrollo local sostenible.

 

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: