EDUCACION BASADA EN VALORES - AMAGI Desarrollo Humano
16503
post-template-default,single,single-post,postid-16503,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive
 

EDUCACION BASADA EN VALORES

EDUCACION BASADA EN VALORES

 

Generando sociedades de calidad

 

Algunos de nosotros cuando pensamos en la palabra “educación”, enseguida nos vamos a la educación en el seno familiar, mientras que otros de nosotros pensamos inmediatamente en el jardín de infantes, la escuela primaria, secundaria, etc. Todo ello es verdad, los niños son educados con el ejemplo por un lado, y con conocimiento por el otro.

 

¿En qué consiste educar en valores?

Básicamente se refiere a formar a los niños en lo que es el civismo y los modelos de convivencia, basados en la igualdad, el respeto y la empatía.

Es decir que no sólo se trata de educar a través de materias relacionadas con la naturaleza y la sociedad, sino que además se le suma el “para qué” hacerlo, es decir el sentido del hacer lo que se aprende.

Se trata de un modelo de educación que se relaciona en forma directa con la escala de la ética y los valores que resultan necesarios para poner en orden las prioridades en la vida.

Estamos hablando de construir y co-habitar en sistemas morales inclusivos, para lo cual resulta necesaria la idea de que los seremos humanos somos iguales como tal, desde donde se busca la igualdad desde las diferencias, tarea que resulta necesaria permanentemente con miras a la adecuación social y la convivencia.

Esa convivencia pide compromiso por parte de los actores de la sociedad, los que están basados en una escala ética, y que resulta posible a través de la empatía, ese ejercicio de ponerse en lugar del otro para poder entender, comprender, y desde ahí hallar puntos comunes para la gestión de conflictos a partir de puntos diferentes de vista.

Hablar de la convivencia incluye elementos que no son solamente personas, sino que tiene en cuenta a todo ser vivo, como son los animales y el ambiente, los cuales no sólo son recursos para nuestra vida, sino que también son nuestro hábitat.

El “para qué” de incorporar desde niños y vivir desde un marco de valores positivos, teniendo en cuenta a los demás y a todo lo vivo, pudiendo comprenderlos para gestionar mejor cualquier tipo de conflictiva, es en definitiva cuidarnos a nosotros mismos, considerando que el resto estará haciendo lo mismo.

Este tipo de educación no se trata de una materia en la escuela, sino que debe ser algo que atraviese y afecte a toda la comunidad educativa (directivos, docentes, alumnos, padres) en su conjunto, a través de la práctica permanente, evitando así la distinción entre lo que ocurre en el aula, y fuera del aula.

Si bien hay varias estrategias para educar en valores, la que da inicio a todo este proceso es: predicar con el ejemplo.

Mucha gente se ha dado cuenta ya de la necesidad de un cambio sustancial hacia este tipo de modelos en donde todas y cada una de las partes decidan, de una vez por todas, asumir la responsabilidad y el compromiso de activar el cambio hacia una mejor sociedad.

Los cambios dependen de las acciones que elijamos tomar, fuera de nuestra zona de confort.

 

 

 

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: